Tu mejor escapada por España en tren

España cuenta con una excelente red ferroviaria, que hacen que el tren sea sin lugar a duda el mejor medio de transporte para moverse por todo el país. Las 30 ciudades que forman parte de la Red y las experiencias que se ofrecen en destino son el principal atractivo turístico para usar el tren. No solo los trayectos, sino todo lo que el tren te permite hacer, viajar de forma rápida y cómoda, conocer todos sus destinos conectados y vivirlos.

Podemos ofrecerte tantísimas experiencias para vivir en nuestro país que lo único que tendrás que decidir es dónde. Escapadas en AVE, con hotel en destino, son perfectas para disfrutar de España en todos los sentidos.
Un viaje a tu medida, disponibilidad y gustos. Diseña tu propio viaje combinando diferentes trayectos, alojamientos y experiencias como visitas culturales, excursiones, bike tours, actividades deportivas, gastronomía, etc.
Te sugerimos algunos de nuestros “No te vayas sin…” de algunas de las Ciudades AVE y sus destinos asociados, pero recuerda, vayas donde vayas te ofreceremos todas nuestras recomendaciones.
Cuenca. No te vayas sin… Perderte por cualquiera de las calles laberínticas de la parte baja de la ciudad, donde encontrarás rincones con encanto como son la calle de la Moneda y de los Tintes, junto al río Huécar, que enlaza con los paseos a orillas del Júcar desde el Puente de la Trinidad y el de San Antón. Al cruzar este último, descubrirás una joya escondida del rococó religioso: la iglesia de la Virgen de la Luz.
Córdoba. No te vayas sin… El laberíntico entramado de callecitas que conforman la Judería cordobesa ofrecen opciones de restauración, alojamiento y compra de artesanía y souvenirs con el sombrero cordobés como emblema símbolo. Pero también puedes encontrar lugares, como el Zoco, donde poder adquirir alguna muestra de la artesanía local: productos de cuero, plata o cerámica decorada con motivos alegóricos a la Córdoba musulmana. Recomendable visitar ell eje Corredera – Axerquía y Ribera, que ofrece multitud de tabernas, bares y locales en un entorno histórico que ha sabido mezclar lo tradicional con las manifestaciones culturales más actuales.
Calatayud. No te vayas sin… Además de las rutas de tapeo, la zona comercial del centro de la ciudad te permitirá conocer muchas tiendas de decoración y artesanía. Y, como recuerdo, nada más dulce que pasar por una confitería y probar el bizcocho de ‘suela’ y frutas de Aragón, pequeños trozos de fruta confitada cubierta de chocolate, las guindas al marrasquino, los san roquicos (guirlache con chocolate). Como visita que dejará un curioso recuerdo no te pierdas la Sierra de Armantes desde donde se contempla un paisaje que parece lunar.
Viajeros solitarios, parejas, familias, grupos de amigos… ¡Elegid vuestra próxima parada!